Efecto PASO: los depósitos en dólares cayeron 20% durante septiembre

Por el 8 octubre, 2019

Casi U$ 5.400 millones de «cuentas a la vista» se fueron de los bancos, lo cual se reflejó en la caída de reservas.

El categórico triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias movió la estantería de la economía y entre los principales efectos dejó una demanda acelerada de dólares que generó una nueva devaluación. De inmediato, se registró una ola de retiro de depósitos: en septiembre, los billetes estadounidenses en los bancos disminuyeron casi un 20% en relación al mes anterior.

Según un informe de Política Monetaria que realizó el Banco Central, los depósitos en el sector privado completaron el mes pasado en US$ 21.380 millones, lo que significa un 19,7% menos que a fines de agosto,

«Tras alcanzar tasas de caída superiores al 3% diario durante los primeros días de agosto y los primeros días de septiembre, el retiro de depósitos en dólares se redijo a valores diarios cercanos al 0,4% del stock hacia finales del mes bajo análisis», indicó la autoridad monetaria. Se fueron de los bancos -al menos, de las cuentas a la vista- más de US$ 5.400 millones.

Mientras tanto, los depósitos en pesos se mantuvieron en el mismo nivel. Hubo un aumento de los que están a la vista, que crecieron un 8,4% nominal, que compensaron las caídas de los que se encuentran a plazo, que se redujeron un 5,6%.

La depreciación del peso, el control de cambios y el «reperfilamiento» de deuda fue una combinación que no sólo generó desconfianza en los inversores institucionales, sino también en los ahorristas. «Para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria, el comité del Central aumento el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) del 58% al 78% durante el pico inflacionario», sostiene el Central.