María Eugenia Vidal admitió “diferencias” con Marcos Peña

Por el 10 octubre, 2019

En la recta final de la campaña de cara a las elecciones del 27 de octubre, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, admitió “diferencias” con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aunque dijo que “está bien que así sea”.

“La relación es de trabajo y en un contexto de campaña, con roles distintos”, dijo Vidal respecto de su relación con Peña, aunque aclaró que siguen trabajando y haciendo cosas juntos “pero en roles distintos. Por supuesto que tenemos diferencias y está bien que así sea, porque no somos un partido homogéneo”, consideró en declaraciones a radio La Red.

“Hoy hay tres campañas distintas: la Provincia, la Ciudad y la Nación. Y está bien, porque son diferentes. En la Provincia no hay balotaje. Uno cuando elige para gobernador elige obras, trabajo, educación, salud; a nivel nacional Mauricio Macri tendrá que discutir como saca la Argentina adelante con Alberto Fernández. Compartimos las marchas, estuvimos en Junín, Bahía Blanca, en Florencio Varela con el Metrobus…”, recordó Vidal.

Además, señaló que toda su “energía está en dar vuelta la elección”, pero prometió que en caso de que gane su rival del Frente de Todos, Axel Kicillof, habrá “una transición democrática, ordenada, como corresponde, con todos los equipos a disposición”.

Finalmente, Vidal habló de su carrera política y la del espacio que integra más allá de las elecciones del 27 de octubre: “Hablaría mal de nosotros que Juntos por el Cambio no continuara porque no se cumple el objetivo de un cargo. Mi objetivo con la política, con el servicio, va más allá de una elección”.